Ser blogera me ayuda a ser mejor persona.

A ver,no es que por el mero hecho de ser blogera y escribir con relativa frecuencia ya me vaya a convertir en la mejor persona del mundo,eso no.