6 mitos sobre el carisma

Mucho se habla del carisma, ese encanto personal que no se ve ni se huele  pero se siente.

Carisma es una de esas palabras difíciles de definir…

Si te preguntara  qué es para ti  el carisma  lo más probable es que te quedes en blanco sin saber que decir…

Es lo normal…

Sin embargo, estoy  segura que conoces a alguien que posee ese don. Personas con un claro magnetismo personal que hace que no puedas dejar de prestarles tu atención.

Al contrario de lo que se cree el carisma se aprende.

Hoy vengo dispuesta a aniquilar todos los mitos que nos han hecho creer y que ni siquiera nos cuestionamos.

Mito #1  El carisma es un talento innato

Cuando era niña pensaba que  todos nacíamos  con una forma de ser que no se podía cambiar. 

Estaba equivocada…

Algunos estudios han demostrado que el carisma , se aprende, se desarrolla y se mejora.

Por tanto una persona tímida puede adquirirla. Solo necesita reconocer que le frena, un sistema y práctica.

Mito #2 Todas las personas carismáticas son extrovertidas

Uno de los mitos  más generalizados es que una persona carismática es increíblemente divertido, extrovertido  y atractivo … 

Los estudios muestran que hay muchas personas carismáticas que son introvertidas

Bill Gates por ejemplo se describe como «introvertido  y es un ejemplo de introvertido con  presencia carismática. 

Mito #3 Carisma no va de ti 

Conozco gente pendiente de que los demás los vean  perfectos e  increíbles, eso no tiene que ver con  carisma, tiene que ver  con aparentar.

Carisma no va de ti, de hecho la  vida no va de  ti siento decirtelo…

No va de proclamar a los cuatro vientos tus cualidades, sino de hacer que las personas  se sientan bien. 

El carisma hace que los demás se sientan valorados, y es precisamente eso lo que hace especial este tipo de personas. Valoran la calidad sobre la cantidad. 

Mito #4 Para ser carismático tienes que ser atractivo 

Una vez más otro mito, de los que salen en las películas… 

Aunque reconozco que tener buena presencia ayuda, no es una condición necesaria.

Algunas personas físicamente corrientes  tienen una personalidad tan potente (carisma) que  después de tratarlas nos parecen más atractivas. 

Mito #5  El carisma es superficial

Carisma no es ser superficial, todo lo contrario…

De hecho las personas con carisma son capaces de  conectar a un nivel  tan  profundo hasta  llegar al corazón de  las personas  e incluso movilizarlas.

Una persona carismática deja una  un rastro que la mayoría reconoce como diferente, y se hace notar incluso cuando no está presente.

Mito #6  Carisma es fama y dinero

Quizá la culpa de este mito sea el hecho de tener como referentes  del carisma a personas famosas.

Los medios de comunicación a menudo presentan a famosos carismáticos y nuestra mente asocia carisma con fama, dinero y poder.

Sin embargo, existen personas corrientes con trabajos corrientes y vidas corrientes con mucho carisma.

Puedes tener cerca personas con  carisma  y ni siquiera darte cuenta de ello.

Cualquiera independiente de su estatus   puede tener una personalidad carismática.

Conclusión:

Las creencias  son lo peor, sobre todo cuando las damos por hecho.

Si eres tímido seguramente no habrás puesto en marcha todo tu potencial.

No te creas nada, derriba tus creencias y supera tu crítico interno.

Acerca de Silvia Cueto Suárez

Técnico en Marketing Digital. Dedicada por completo al Email Marketing , estrategias, campañas, diseños, creación de newsletter, copywriting creativo .

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.